Conocido sólo por algunos conocedores de Mercadeo por Internet y Especialistas en SEO, un dominio maduro es un dominio que ya ha sido indexado por Google en los últimos dos años o más. Este es un requisito para el éxito de cualquier campaña de SEO ya que el algoritmo de Google se ha reforzado tomando en consideración cuánto tiempo hace que un dominio ha sido indexa do por primera vez por el motor de búsqueda.

Si usted tiene un nombre de dominio nuevo o relativamente nuevo, el algoritmo de Google filtra el impacto de todo lo relacionado a SEO, en el sitio y fuera del sitio, lo que disminuye los esfuerzos de optimización que usted puede tratar de establecer en los primeros años desde la existencia del dominio. Esto significa que los enlaces no reciben el mismo peso. Aunque sean muchos los “shares” de las redes sociales, esto no importa, y el impacto de cualquier otro esfuerzo de SEO que normalmente sea efectivo se ve reducido como resultado, la puntuación de SEO se ve disminuida, junto con la visibilidad de ese dominio en los SERPs.

Encontrarse atascado con un dominio que es nuevo no es el fin del mundo. Sin embargo, si usted va a hacer algún movimiento significativo a una posición más alta en los SERPs, debe asignar un dominio maduro. Un nombre de dominio no se considera maduro por la fecha en que se inscribió el dominio en si, sino más bien, la fecha en que inicialmente Google indexó el dominio.

Un nombre de dominio maduro puede ser uno que ha sido propiedad de alguien por dos o más años, o un nombre de dominio que se ganó en una subasta. No importa cuán viejo sea el dominio, si nunca fue indexado por Google, no es considerado un dominio maduro.

Si usted tiene un nombre de dominio registrado e indexado por Google hace menos de dos años, y está tratando de posicionado para palabras clave más competitivas, entonces sus esfuerzos serán poco menos que inútiles.

En la competencia para posicionarse entre los primeros lugares de un SERPs de Google, es mejor comprar un nombre de dominio maduro en una subasta y crear un SEO de valor para ese nombre de dominio y luego vincular su nombre de dominio original a ese ya maduro.

Con el tiempo, el valor SEO de su nombre de dominio original incrementará y no tendrá resultados filtrados por Google. Si bien esto puede ser una decisión difícil para algunos, sin un nombre de dominio maduro, estará atrapado en una posición baja en los SERPs y preguntándose a ti mismo cómo es que no está en un rango más alto si ha hecho todo lo demás para impulsar el posicionamiento SEO de su página.

Este es probablemente uno de los más importantes secretos de información privilegiada de SEO que no es discutido en muchos otros lugares. La mayoría de la gente lo pasa por alto o simplemente no han analizado los datos suficientemente y no tienen suficiente experiencia con los nombres de dominio, tanto maduros tomo nuevos, para ser ver la diferencia. Esta técnica no sólo le ahorrará tiempo y frustración, le ayudará a aumentar sus resulta des a largo plazo.